El general diplomado de estado mayor, y que tomara posesión el lunes 12 de diciembre del 2016 como Comandante de la Segunda Zona Militar , que abarca cinco municipios entre ellos Tijuana por ordenes del presidente priista Enrique Peña Nieto.

Es un militar sin valor, sin visión, sin un compromiso por defender los derechos y la seguridad de los bajacalifornianos, que actualmente por ejemplo Tijuana vive uno de los momentos mas críticos en toda la historia de la ciudad en cuanto a inseguridad.

Con mas de 550 asesinatos violentos en lo que va del año producto de la corrupción que existe actualmente en corporaciones como la policía estatal preventiva y la policía municipal que se han coludido de manera importante con el crimen organizado para proteger a diferentes carteles por el control del narcomenudeo.

El día de hoy al ser cuestionado por TIJUANA SIN CENSURA sobre diferentes puntos  de la inseguridad y abusos policíacos que actualmente se viven en la ciudad, el Comandante de la segunda Zona Militar se mostró ignorante y torpe sobre el tema y solo menciono algunos casos de decomiso de avionetas en los resultados positivos por parte del ejercito.

Aseguro desconocer las formas de operar de “El Cartel de los Pepos”  y de los abusos de autoridad  que estos cometen hacia la ciudadanía y también aseguro no estar enterado de de que los PEPOS solo los utilizan para sus bajes de droga y sus falsos decomisos, ya que  después de robar la mitad de la droga a narcotraficantes les avisan a ellos para empezar el supuesto decomiso.

Se le mencionaron también casos documentados como el de Adrian Vazquez Lagunes quien fuera detenido el 12 de diciembre del 2012 y hecho pasar por policías estatales como “El Macho Prieto” y quien aun después de declarado muerto el verdadero narcotraficante, este continuaba en prisión.

También se le menciono el caso de la violación a Sonia Gonzalez en el fraccionamiento AltaBrisa por ordenes del actual jefe de inteligencia de la policía estatal Fabricio Ruiz, quien también es señalado de haber ordenado el levanton del hermano de un policía ministerial del grupo de homicidios.

Quien fuera asesinado después de haber sido torturado y extorsionado por una banda de 11 secuestradores que operaban en la Cañada Verde que el grupo de antisecuestros de la PGJE hace unas semanas acaban de poner en prisión y en sus principales declaraciones estos aceptaron recibir ordenes y protección de la policía estatal preventiva.

También   se le menciono la detención del jefe de inteligencia de la PEP Jesús Moraila Gaxiola por una orden de aprensión por abuso de autoridad al intentar cruzar hacia Estados Unidos, a pesar de que esa orden había sido girada desde octubre de ese mismo 2016, el policía estatal seguía activo.

Al cuestionarle sobre la operatividad de la policía municipal desconoció la rotación de mandos y aseguro no estar enterado que dicha corporación cuenta con grupos de apoyo que solo sirven para la extorsión y protección de narcomenudistas y sobre todo para que los jefes de distrito se enriquezcan.

Al cuestionarle  directamente que haría al respecto, contesto que con la llegada de la Fiscalia Especializada muchos de los policías estatales preventivos serian depurados, a lo que conteste que entonces mientras tanto la ciudadania seguiría siendo abusada, violada, extorsionada y asesinada por “El Cartel de los Pepos”

Por ultimo entregándole en sus manos un periódico de “El Cartel de los Pepos 2” le afirme que yo estoy arriesgando mi vida por los residentes de la ciudad,  que yo lo hacia sin recibir una salario o algún apoyo económico o un respaldo .

Y le señale, que a el  se le paga un salario, tiene un rango, tiene una posición, su palabra vale y tiene un respaldo, pero no tiene un compromiso propio de proteger a la ciudad de Tijuana, después de esto me puse de pie le agradecí la atención, y le referí que me tenia que retirar ya que tenia  muchas cosas que hacer y la verdad sentía que estaba perdiendo mi tiempo ahí con el.

Como testigos de estos hechos quedan Francisco Hernandez subcomandante de la segunda zona militar, un oficial de inteligencia militar y diez observadores del cuerpo diplomático de los derechos humanos internacionales entre ellos Ivan Riebeling.