Tijuana esta bajo una tormenta de muertes y tanto el gobierno municipal y estatal se muestran incompetentes y complacientes ante mas de 932 ejecutados en lo que va del año y 24 muertos en los primeros 4 días de este mes de agosto.

Marco Antonio Sotomayor Amezcua, Secretario de Seguridad Publica Municipal no solo es repudiado por la ciudadanía sino también por la tropa, ya no solo por los pésimos resultados sino también por que les quito la mitad de días de vacaciones a Policías Municipales.

A pesar de esto Sotomayor continua firme en el cargo y tal parece que en Tijuana se llegara a los mil muertos y este continuara como titular de la SSPM, sin importar el fracaso que ha sido, el cree que alcanzando la certificación de Calea podrá salvar su trabajo.

La falta de operatividad y sobre todo el apostar por jefes de distrito y grupos de apoyo que permanecen desde la administración pasada, en donde prácticamente no ha habido cambios, solo rotaciones de un distrito a otro.

La aparición constante de Policías Municipales en retenes apoyando al SAT, extorsiones y siembras de droga, ademas de las falsas estadísticas en contra de la delincuencia con detenciones de lo llamados “Chiviricos”es lo que distingue su cargo.

Sotomayor debería renunciar por dignidad, por agradecimiento o por respeto a la ciudad, ya que se han superado y por mucho la peor época de asesinatos del 2008, donde tuvo que llegar el Teniente Coronel Julian Leyzaola a depurar la corporación y devolver la seguridad a la ciudad.