El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció este martes que el gobierno de Donald Trump declaró a California como zona de gran desastre federal, por los incendios forestales que afectan a ese estado desde el lunes en la noche.

El gobierno federal lucha este martes contra 17 incendios forestales en todo el norte de California, que han dejado al menos a 15 personas muertas e incendiado más de 1,500 hogares y negocios, según dijeron las autoridades. Los más grandes destruyeron la zona vinícola del estado.

Las llamas ardieron en la noche de este lunes en la zona vinícola de California, los condados de Napa, Sonoma y Mendocino, y las llamas desgarraron el exuberante y pintoresco paisaje.

Los incendios han dejado también más de 100 personas heridas, que fueron tratadas en hospitales del área de Napa y Sonoma por lesiones relacionadas con el fuego o problemas de salud, incluyendo quemaduras, inhalación de humo y dificultad para respirar.