Policías estatales preventivos mejor conocidos como pepos que el pasado 13 de mayo de este 2016 detuvieron por la fuerza  a un sujeto que dijo llamarse Alvaro Gonzalez de oficio comerciante en el Sams club zona rió sin mostrarle una orden de aprensión, lo cual legalmente es una detención arbitraria ya que la constitución mexicana es muy clara en este sentido y en el  articulo 16 menciona lo siguiente:

ARTICULO 16. NADIE PUEDE SER MOLESTADO EN SU PERSONA, FAMILIA, DOMICILIO, PAPELES O POSESIONES, SINO EN VIRTUD DE MANDAMIENTO ESCRITO DE LA AUTORIDAD COMPETENTE, QUE FUNDE Y MOTIVE LA CAUSA LEGAL DEL PROCEDIMIENTO.

Por lo tanto esta detención fue arbitraria y fuera de la ley y al no existir flagrancia  o una orden de aprencion se convierte en una privación ilegal de la libertad como la mayoría de las detenciones de la policía estatal preventiva en donde el secretario de seguridad publica estatal Daniel de la Rosa y el gobernador Francisco Vega de la Madrid han sido señalados  una y otra vez de tener participación con el debilitado cartel de Sinaloa.

Y estos atropellos en sus diferentes modalidades como siembras de droga, extorsiones, secuestros, privaciones ilegales de la libertad, violaciones a mujeres delante de sus familiares y otras mas formas en las que operan los mejor conocidos como pepos con la única razón de inflar estadísticas para proteger a los delincuentes que les  pagan derecho de piso al secretario estatal y al gobernador de Baja California

Lo mas vergonzoso de toda esta corrupción es el tema de una ama de casa que el pasado 15 de abril fue violada y extorsionada no sin antes haber sido torturada en su domicilio en el fraccionamiento alta altabrisa calle circuito mirasol 14028 por los mismo policías estatales que de manera arbitraria detuvieron y privaron de la libertad al supuesto comerciante en sams club zona rio.

La historia es esta:

Patricia (N.) fue violada, asaltada en su propio domicilio, golpeada y amenazada de muerte por los que más tarde identificaría en un vídeo difundido por redes sociales como policías tácticos de la PEP.

A pesar de haber denunciado este siniestro hecho perpetrado hace 3 meses (abril 15) al parecer por representantes de la ley, las cosas se han tornado aún más difícil para la madre soltera y sus dos hijos puesto que después de interponer la denuncia se han sobrevenido toda una serie de sobornos, amenazas, extorsiones, y hasta actos de tortura hacia los familiares y cercanos de la denunciante. El caso sigue impune.

La noche de aquel 15 de abril, Patricia estaba en su casa de ubicada en el número 14028 de la calle Mirasol, fraccionamiento Alta Brisa, eran las 10:00 de la noche cuando cortaron el suministro eléctrico para que sujetos encapuchados saltaran las paredes y se introdujeran rompiendo puertas al interior de la vivienda.

De acuerdo con la denunciante se trata del Grupo de Reacción Táctica que traían la intensión de asaltar la residencia.

Ella señaló que en un principio los “encapuchados” ingresaron sin permiso alguno y la esposaron y trasladaron a su recámara dentro de su habitación. Al momento de tenerla sujetada de sus extremidades la interrogaron a base de cachetadas y todo tipo de amenazas para poder dar con “el dinero” que ellos aseguraban había en la casa.

“En la obscuridad el alto se quitó la capucha y se subió encima de mí para sentarse en mi abdomen, luego me puso una bolsa en la cara y me desmayé… Cuando regresé me volvió a poner la bolsa y nuevamente me gritó que donde estaba el dinero, pero al ponerme nuevamente la bolsa perdí el sentido”.

La reportante suelta unas lágrimas al recordar el horror del asunto y señala que una tercera vez la volvieron a desmayar, pero en esta ocasión un sujeto corto de estatura y moreno que también logró identificar luego de volver a ver su rostro durante un secuestro en el supermercado SAMS CLUB.

La reportante tiene otro nombre que figura en actas pero para no causarle más daño hemos convenido en llamarle simplemente Patricia.

Mencionó que luego la sometieron entre tres para violarla de manera impropia para después aumentar sus males afirmando que a su joven hija le harían lo mismo si no accedía a darles dinero y joyas.

Entonces les entregó los ahorros de sus dos hijos y los de ella, un total de 6 mil dólares más sus anillos, collares todo lo de fantasía.

Patricia afirma que al retirarse los sujetos le “sugirieron” se fuera de la ciudad para evitar más problemas. Y si que los tuvo porque acudió a denunciar y luego ratificó la denuncia cuando vio el vídeo de los mismos sujetos que la agredieron en las redes sociales que difundieron el momento en el que es secuestrada una persona del interior de las instalaciones del SAMS CLUB.

Hace unos días el martes 12 de julio su hermana recibió la visita de este mismo comando quien le ofreció dinero para saber del paradero de la denunciante e incluso torturaron a su cuñado para que delatara dónde se encontraba la mujer violentada que se sostiene en la denuncia.

Patricia manifestó que teme por la vida de su mamá, de sus dos hijos, de sus hermanos y de los hijos de ellos puesto que sabe que estos supuestos policías tienen respaldo de otros mandos ya que solo así se explica que desde hace más de tres meses de denunciados e identificados plenamente en el álbum ni siquiera les han proporcionado los nombres de los supuestos agresores así como celeridad en el asunto.

La reportante manifestó que sus cámaras fueron inhabilitadas por los presuntos policías en tanto se robaron también el cerebro donde se almacenan los videos sin embargo quedaron los testigos y una mujer que afirma que pudo haber muerto y por respaldo a sus hijos no descansará hasta que se haga justicia por lo que dijo se mantendrá firme en la denuncia hasta hoy desoída.

13734565_291840621169665_718481200_n13689488_291859477834446_621398902_n 13689531_291840631169664_300842893_n 13713498_291859464501114_790238865_n 13714496_291840617836332_1684150672_n 13734565_291840621169665_718481200_n (1) 13734565_291840621169665_718481200_n