Luego de la liberación de tres personas secuestradas, rescatadas por agentes de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS), dependiente de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) un oficial de esa corporación y el papá de las víctimas fueron asesinados a balazos en una casa propiedad de la familia, cuando se daba seguimiento a las pesquisas.

En cuatro mensajes difundidos a través de su cuenta de Twitter la Procuraduría informó que el rescate de los tres plagiados fue exitoso. Indicó que ya había concluido todo y un elemento antisecuestros de nombre Santiago platicaba con el padre de los afectados como parte del seguimiento de las pesquisas.

El policía y el civil, detalló, estaban en una vivienda ubicada en la esquina de las calles Prolongación Cupatitzio y Cuarta Privada de Cupatitzio, en la colonia Progreso, aledaña a los asentamientos La Tamacua y Casa del Niño, muy cerca de las oficinas de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Uruapan (CAPASU).

En el lugar irrumpió un grupo de desconocidos y ultimaron a tiros al agente antisecuestros y al pariente de las víctimas para enseguida escapar.

La PGJ ya indaga si en el evento se dio intercambio de disparos entre el efectivo de la UECS y los homicidas.

El caso desató una fuerte movilización policiaca y militar. Al momento no hay detenidos y las indagatorias continúan. Sobre el tema la PGJ, a través de su cuenta de Twitter (@MichoacanPGJ) divulgó:

“Agente antisecuestro pierde la vida tras liberación de víctimas en Uruapan. En este hecho ocurrido en colonia Casa del Niño, un familiar de las agraviadas también murió.

Las autoridades judiciales señalan que las investigaciones continúan para dar con los responsables de estas muertes y de los secuestros.