Aquel viernes 25 de noviembre Laura Isabel Zavala García de 32 años de edad, terminó sus labores en la Casa de Empeño First Cash, de la Colonia Palmeras. Pero, sería la última vez que trabajaría en aquel lugar porque estaba a punto de perder la vida y de la manera más perversa que jamás nadie hubiera imaginado. Pasaría a convertirse así en otra víctima de “feminicidio”.

Familiares de la mujer avecindada en el Puerto de Ensenada entregaron fotografías y recurrieron a las redes para que todos juntos buscaran a la desaparecida que alcanzó a mandar un mensaje de texto a su madre la madrugada del sábado (1:00 am) para comentarle que no llegaría a dormir porque había decidido quedarse con su marido con el que estaba en proceso de separación.

Pero al no reportarse más, la familia de Laura Isabel se comunicó con su pareja quien les dijo no saber nada de su paradero.

Y fue ese mismo día que las autoridades preventivas ya habían encontrado el auto de la desaparecida totalmente quemado en las calles de La Paz y Las Palmas del Fraccionamiento Acapulco, a un costado de un conocido mercado

Una semana medios ensenadenses buscaron a la joven hasta que la Procuraduría General de Justicia de Baja California reportó que el cadáver de una mujer había sido hallado el viernes 11 de Diciembre en la carretera Ensenada-Tecate, justo en la zona conocida como El Testerazo.

Los investigadores no se adelantaron a las pruebas químicas y biológicas por lo que ni siquiera mencionaron a los familiares que el cuerpo carbonizado de la mujer coincidía en forma y piezas dentales con la mujer que estaban  buscando.

Con evidencia y datos que acercó la policía fue posible la identificación plena de la víctima y a su vez trabajo de inteligencia de la Policía Ministerial llevó a los detectives a fincar responsabilidad en la persona de Thomas Carlos (N) (novio de la víctima) por lo que luego de cuatro meses de indagatorias y búsqueda del presunto responsable fue posible su localización este martes 11 de abril en la ciudad de Tecate Baja California.

El asesinato con saña, la premeditación para cometer el mismo y la ventaja son agravantes que analizará el juez de la causa para decretar el auto de prisión en tanto se afinan los datos que lo imputan como el responsable de este espantoso crimen.

Aquí una foto del imputado, el fondo de la, gráfica es una amplificación de los restos carbonizados bajo la acción criminal del identificado como novio.

El seguimiento del caso fue turnado a la Subprocuraduría de Zona en Tijuana por corresponder la jurisdicción del crimen se presume fue cometido en Tecate.

Cruel feminicidio ocurrido en Tecate: PR detenido