Mario Aburto Martínez, asesino confeso del excandidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, pasa sus días en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) del municipio de Huimanguillo, Tabasco, impartiendo clases de nivel primaria.

Martha Osorio Broca, directora del Instituto de Educación para Adultos de Tabasco (IEAT), confirmó que Aburto Martínez se desempeña como asesor educativo en un programa que opera la dependencia en los distintos penales tabasqueños.