El cantante de la banda Cuisillos, Francisco Ernesto Ruíz, fue abatido a tiros en un asalto a su domicilio particular, por un grupo de desconocidos.

Los hechos ocurrieron en la calle de Samuel Ramos, entre Monte Olivetti y Monte Carmelo, a cinco cuadras del Estadio Jalisco.

Hay hermetismo en cuanto a los hechos, solo se sabe estaba descansando en su hogar, cuando -incluso vestía en camiseta y pantalón corto- cuando tres sujetos intentaron allanar la finca, según comentó su esposa.

PUBLICIDAD Se cree que opuso resistencia y entonces le dispararon a quemarropa sobre el cráneo.

Él quedó boca abajo, tirado a la mitad de la cochera, sin vida. Apenas el pasado 19 de septiembre del 2016 se había convertido en papá con el nacimiento del pequeño Ernesto Gael.