La caída de Daniel de la Rosa al frente de la corporación policíaca y la detención de Fabricio Ruiz Valenzuela, ha dado a los oficiales fuerzas para continuar con la denuncia penal interpuesta por los delitos de abuso de autoridad, amenazas y falsedad de declaracion ante la autoridad.

Luego de que cinco agentes estatales obtuvieran la libertad definitiva por decisión unánime de los magistrados de la Tercera Sala del Tribunal Superior de Justicia del Estado quienes no tuvieron elementos para procesarlos por delitos de extorsión a narcotraficantes.

Ahora buscan limpiar su nombre acusando directamente a sus ex mandos por involucrarlos como castigo por “tocar a individuos que pagaban protección”, según denunciaron.

Los oficiales retoman un segundo aire con la denuncia penal interpuesta por los delitos de abuso de autoridad, amenazas, falsedad ante autoridad en contra del ex encargado de “Inteligencia” de la (SSPM) Carlos Alberto Gómez Miguel y de Erick Lara Cabrera , a quienes acusan de haberles fabricado los delitos que los llevaron a ingresar a prisión.

Los agentes señalaron que fue precisamente la detención de los hermanos Hurtado Duarte, lo que ocasionó la furia de los altos mandos, por lo que les ordenaron que los dejaran en libertad de manera inmediata, no sin antes mencionarles que las gentes que abordaron “estaban apalabrados” y que debido a ello, íbamos a tener problemas muy fuerte Y los tuvimos”.

Ya que sus entonces jefes Gómez Miguel y Lara Cabrera en lugar de apoyarlos, los remitieron ante el Ministerio Público Federal “de una manera burda” y obligando a otros agentes a mentir para que “mínimo pasáramos cinco años en prisión”.

Por tanto, Los elementos buscan su reincorporación a la PEP y que Daniel de la Rosa deje de mentir, ya que su libertad definitiva y no bajo fianza demuestra su inocencia, por lo que manifestaron que las declaraciones del exsecretario Daniel de la Rosa Anaya, el que dio la orden desde arriba.

Solo buscan dañarlos, como lo hicieran cuando les fabricaron toda clase de delitos con la finalidad de proteger intereses propios y no los de la ciudadanía que son los más afectados por las políticas y protocolos absurdos que implementas los “jefes”.

Por otra parte, ya con la resolución de los Magistrados que les decreto la libertad absoluta, los agentes informaron que a los narcotraficantes, las autoridades federales les reclasificaron el delito y les “tumbaron los cargos por delitos contra la salud, dejando tan sólo el de cohecho”.

Por lo que ahora saben que los delincuentes siempre tuvieron razón y que sí estaban apalabrados con los jefes, debido a que como ellos nos advirtieron, nosotros tuvimos problemas y ellos la tuvieron fácil”..

MAS TARDE SEGUNDA PARTE..