El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, sobrevivió a su primer interrogatorio en el Congreso de Estados Unidos, aunque la segunda ronda le resultó más difícil.

El fundador de la red social testificó este miércoles ante la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes: su segunda y última audiencia de esta semana tras el escándalo por filtración de datos a Cambridge Analytica, en la que reconoció que también sus datos quedaron espuestos.

Zuckerberg repitió la misma disculpa que ofreció en su aparición previa de este martes: Facebook cometió “un gran error” al no tener “una visión lo suficientemente amplia” de su responsabilidad.

Pero vaciló un poco cuando el representante Frank Pallone, un demócrata por Nueva Jersey, lo presionó a contestar “sí” o “no” ante la pregunta de si la red social se comprometería a cambiar su configuración predeterminada para minimizar la recolección de datos “en la mayor medida posible”.

“Este es un asunto complejo que merece más de una palabra como respuesta”, contestó Zuckerberg. Lo que Pallone calificó de “decepcionante”.

La representante Kathy Castor también presionó duramente a Zuckerberg sobre si Facebook rastrea a los usuarios aun cuando salen de la plataforma y cómo lo hace.

Además, el congresista Ben Luján logró que el presidente ejecutivo admitiera que la red social llega incluso a recopilar datos de algunas personas que ni siquiera se han registrado en Facebook por “razones de seguridad”.

Múltiples legisladores también plantearon la posibilidad de que, con su política de datos para aplicaciones de terceros, la plataforma habría violado un acuerdo de 2011 con la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), después de una queja por privacidad. De ser así, Facebook podría enfrentar altas multas. La FTC confirmó el mes pasado que está investigando a la red social.

Las audiencias en el Congreso se producen casi un mes después de que estallara la noticia sobre que Cambridge Analytica –una firma de datos vinculada a la campaña del hoy presidente de Estados Unidios, Donald Trump– había accedido a la información de 87 millones de usuarios de Facebook sin su conocimiento.