Son 173 agresiones directas a políticos y al menos 78 asesinatos las cifras durante siete meses de proceso electoral en México: desde el 8 de septiembre de 2017, cuando se inició oficialmente el proceso electoral en el país, hasta el 8 de abril, según un informe de la consultora Etellekt publicado este miércoles.

Este miércoles se conoció el asesinato de Maribel Barajas, candidata por el Partido Verde Ecologista en Michoacán, confirmó el Instituto Nacional Electoral (INE). La cifra sería entonces de 79.

Las elecciones, que se celebrarán el 1 de julio de 2018, son “las más grandes de la historia del país”, explicó este martes Rubén Salazar, director general de Etellekt, durante el foro ‘Los retos y las amenazas a la seguridad durante las elecciones’, organizado por el Jenkins Graduate School, de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP).

“Hay más de 3,400 puestos en juego, y esto representa un serio desafío para el estado mexicano en lo que se refiere a brindar seguridad a los aspirantes y actores políticos involucrados en estos procesos”, aseguró Salazar.

Según los datos del ‘Tercer Informe de Violencia Política en México 2018’, de las 173 agresiones contra políticos en México, la mayoría fueron muertes (78 en total, con un asesinato doble) y amenazas e intimidaciones (49). Según el director de la consultora, ese punto es el que más ha aumentado en comparación con los informes anteriores. “Esto es importante porque aumentó muchísimo el número de amenazas y los actos de intimidación contra candidatos”, señaló.

El documento se elabora, según explicó Salazar a CNN en Español, con una metodología propia de análisis de datos que requiere de cuatro fuentes informativas distintas por cada caso de agresión. Para sus variables también se pide información al gobierno de la nación, aunque éste no emite estadísticas sobre agresiones a políticos, según dijo el director de la consultora.