El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó al gobierno de Estados Unidos de dar órdenes sobre temas venezolanos “como si fuera dueño del país”.

El venezolano, quien busca la reelección en los comicios del 20 de mayo, ha mantenido desde su llegada al poder tensas relaciones con la Casa Blanca.

El gobierno estadounidense pidió suspender el proceso electoral por considerarlo “un fraude” y aseguró que no reconocerá los resultados de las urnas.

“El imperialismo está loco, loco, loco, locademia del imperialismo”, se burló Maduro durante un mitin en el estado andino de Trujillo este viernes.

Y aseguró que Washington puede irse con sus órdenes “al mismísimo carajo” porque “declaran como que fueran dueños de Venezuela”.

“Vete pa’l carajo imperio”, dijo el líder venezolano.

Algunos de la región han dicho que los comicios carecen de transparencia y equilibrio porque no hay participación de los principales líderes opositores, quienes están encarcelados o con prohibición de postularse.

En el mismo acto, Maduro habló sobre el pronóstico de lluvia para el día de la votación, bromeando con el público sobre la necesidad de conseguir paraguas, ponchos y plásticos porque “el 20 de mayo habrá elecciones, llueva, truene o relampaguee”.