La Selección Mexicana mano su pase invicto a los Mundiales. En los juegos de despedida de tierras aztecas, el Tricolor no ha perdido desde la Copa del Mundo de Corea-Japón en 2002. Ahora, el equipo comandado por Juan Carlos Osorio mantuvo ese paso perfecto desde el inicio del nuevo milenio ante Escocia.

Ante Escocia, el combinado nacional dio muestra que la localía pesa. Que la cancha del Estadio Azteca y la altura de Ciudad de México también juegan ante el equipo rival.

Fue el 12 de mayo de 2002 cuando la Selección recibió a Colombia. Jared Borgetti y Rafael Márquez sentenciaron el marcador 2-1 a favor de los nuestros. En tanto que Óscar Restrepo descontó por los cafetaleros.

Para Alemania 2006, el grupo comandado por Ricardo Antonio La Volpe, México encaró el compromiso previo a viajar al Viejo Continente ante la República Democrática del Congo. Un doblete de Francisco “Kikín” Fonseca le dio la ventaja al Tricolor. En la agonía del juego, Meu Mbokani le dio vida a los suyos, pero no les alcanzó.

Llegó Sudáfrica 2010 y Chile fue el rival de los aztecas. Alberto Medina le dio el triunfo a los locales marcando el único gol del encuentro.
En Brasil 2014, México se despidió de casa y su gente ante Israel. Miguel Herrera comandó esa Selección. Miguel Layún, en dos ocasiones, y Marco Fabián dieron el triunfo en la victoria más abultada en las despedidas del combinado nacional.