De acuerdo a información recibida desde san Felipe en respuesta a las publicaciones del periódico Zeta con ataques continuos y sin pruebas a muchas personas de la comunidad de San Felipe recibimos información de una fuente cercana al PARRA y nos pide que publiquemos lo siguiente.

El mencionado Parra estaba casado con la hija de Ether Orduno amante desde hace mas de 25 anos del conocido comerciante y politico Octavio Ascolani en el puerto de San Felipe, Ascolani fue uno de los que iniciaron el trafico de totoaba en este puerto.

Y se sabe que cuenta con una carpeta abierta ante SEIDIO por trafico de Totoaba pero por sus conexiones políticas nunca a sido procesado o mencionado, el Parra era el operador de Ascolani y de sus socios los Desarolladores de san Felipe.

Mismos que financiaban la compra de totoaba en el puerto para luego traficaría en asociación con un compadre de Asconali,  un chino de nombre Juan en Tijuana y para tener ganancias millonarias.

El negocio iba bien pero al momento que el parra se separa de la hijastra de Octavio Ascolani el lo trata de sacar de el negocio, como Parra sabia todo la operación se independizo de Ascolani y los DESARROLLADORES.

Y ellos aprovechando sus influencias políticas y conexiones con altos funcionarios como Francisco kiko vega y la procuradora Perla Navarrete, octavio y sus socios al ver amenazado su negocio pidieron a la procuradora Perla del Socorro que enviara a San Felipe a su amigo personal Uribe Herrera como comandante de la Ministerial con la encomienda de sacar al Parra negocio.

Al llegar al puerto Uribe empieza a extorsionar pescadores en conjunto con Fabricio Ruiz en ese entonces comandante de la PEP, tras varios intentos de atrapar al parra se asocian con el entonces Coronel Nolasco de la SEDENA con el fin hacer caer al Parra.

Siendo el único de los mas de 10 compradores de totoaba que no cedió ante amenazas y extorsiones.

Los seudo Comandantes mas que velar por la seguridad del puerto de San Felipe tomaron control de las tienditas de droga y demás actividades delictivas aprovechando sus puestos.

Nolazco , Uribe y Fabricio se dedicaron a casar al parra, familia y amigos, haciendo levantones, sembrado droga y tratando de secuestrar a la familia de Parra de su misma casa.

Utilizando ayuda de mismos agentes de PEP y militares ( este caso llego hasta las noticias del canal 66) tantas fueron las tranzas y cochinadas de Uribe y Fabricio que ambos se encuentran removidos de sus puestos y ambos cuentan con antecedentes criminales tanto en tijuana como en mexicali.

Sus últimos intentos por destruir al Parra son las publicaciones pagadas al ZETA donde sin pruebas de ningún tipo acusan a personas inocentes atentando contra su dignidad publicando hasta sus fotografías.

Y cabe señalar que por medio de abogados se verifico en las diferentes instituciones de gobierno y ninguna de las personas mencionadas en el periódico ZETA cuenta con alguna investigación abierta a excepción del Parra.

Continuara.