Inicio DESTACADAS

    “EL CHAPO GUZMAN” VIOLABA MENORES DE EDAD

    672

    Te cuidaré más que a mis ojos”: ese caballero que le envió una serie de románticos y apasionados mensajes a la ‘Reina del sur’, está lejos de describir al cacique que, según los rumores que alimentan su leyenda más oscura, se acostaba con menores de edad vírgenes en los ranchos de la Sierra Madre del Triángulo Dorado.

    Joaquín “El Chapo” Guzmán, ese hombre “infame y cobarde”, acabó violando junto con otros compañeros a una presa de la cárcel de Puente Grande –la primera en la que estuvo, de 1993 a 2001– por resistírsele “por las buenas”, según describe la periodista Anabel Hernández, en su libro “Los señores del narco”.

    Un hecho cierto es que con su detención y la posterior portada de ‘Rolling Stone’ quedaron demostradas las dos principales debilidades del capo: la vanidad y las mujeres. Según un documento del gabinete de Seguridad mexicano, en la vida de Guzmán Loera ha habido siete mujeres, todas vigiladas.

    Con cuatro de ellas se casó y con tres tuvo hijos. Con la primera, Alejandrina Salazar, a Iván el chapito Archivaldo y Alfredo, sus herederos en el cartel de Sinaloa; con Griselda López, a Joaquín, Édgar –asesinado en 2008 por una banda rival–, Ovidio y Griselda Guadalupe. Se dice que a la tercera, Estela Peña, la raptó antes de casarse con ella. La cuarta, desde 2007, Emma Coronel Aispuro, es sobrina de su antiguo socio Nacho Coronel, abatido en un operativo militar en Guadalajara en 2010; y madre de sus gemelas María Joaquina y Emali Guadalupe, de cuatro años.

    Acostumbrado a escoger a sus mujeres de un catálogo, ‘El Chapo’ estuvo a punto de ser recapturado en varias ocasiones por su debilidad.

    En febrero de 2012 se le escapó a la Policía Federal de su mansión en Los Cabos, Baja California, donde citó a una mujer a la que contrató por sus servicios sexuales. El capo se fue cinco minutos antes de que llegaran por él. La fiscalía reconoció que le avisaron del operativo.

    No era la primera vez que un deseo le arrastraba hasta el precipicio. Los informes psicológicos elaborados en prisión determinan que Guzmán Loera es un hombre compulsivo, tenaz y despiadado, que no para hasta conseguir lo que quiere. Y esa es su debilidad. En febrero de 2014, cuando fue recapturado por primera vez, e“El “Chapo” cayó por visitar a su esposa y dos de sus hijas en un balneario de Mazatlán, Sinaloa.

    Luego, en la segunda aprehensión, la procuradora General de la República Arely Gómez afirmó que fue por una mujer que el capo decidió bajar de las montañas.

    La reina del sur

    Se trata de Kate del Castillo, el último intento conocido de conquista por parte de Guzmán Loera, a quien buscó para encargarle el proyecto de llevar al cine su vida. La relación entre ambos comenzó con una carta de la actriz hace tres años. ‘Hoy creo más en ‘El Chapo’ que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas’, escribió Kate.

    Y en este mundo tan pequeño, el capo recibió el mensaje y contestó con un ramo de flores para la actriz “en agradecimiento”.

    El alcance de la relación con Del Castillo es todavía desconocido, aunque expresiones que él utiliza en sus comunicaciones secretas como “Te cuidaré más que a mis ojos” y su interés en “tener contactos frecuentes” con la actriz de 43 años, según el Gobierno mexicano, han desatado una cascada de especulaciones.

    Alimentadas también por una de las respuestas de Del Castillo al capo: “Me mueve demasiado que me digas que me cuidas. Jamás nadie me ha cuidado, ¡Gracias!”.

    Los chats dan cuenta de cómo el tono de la relación se fue haciendo más cercano a partir del encuentro que tuvieron el 2 de octubre junto a Sean Penn en el Triángulo Dorado, cuando “El Chapo” se encontraba escondido tras fugarse de una cárcel de máxima seguridad en julio.

    No duermo mucho desde que te vi, estoy emocionada con nuestra historia”, le confesó la actriz. El capo le contestó: “Te cuento que yo estoy más emocionado en ti que en la historia, amiga”.

    Así, “La reina del sur”, una ficticia jefa del narcotráfico mexicano, cuyos DVD fueron encontrados en la casa donde durmió el capo antes de su recaptura, llevó a la caída del hombre más buscado del mundo.