Dos de los conjuntos de mayor tradición en Grandes Ligas, Dodgers de Los Ángeles y Medias Rojas de Boston, chocarán por segunda ocasión en un Clásico de Otoño, remontándose el primer enfrentamiento al lejano año de 1916, ganando aquella vez los Patirrojos.

La disputa por el gallardete arrancará hoy en el mítico Fenway Park, casa de los Medias Rojas, quienes vuelven a una Serie Mundial tras cinco años.

EL MEJOR BOSTON DE LA HISTORIA

Después de una campaña regular brillante, al establecer marca de victorias en la historia de la franquicia, al sumar 108, el conjunto dirigido por el timonel puertorriqueño, Alex Cora, está que no creen en nadie y así lo han demostrado en la postemporada al vencer primero a su acérrimo rival, Yanquis de Nueva York y, después, al que era hasta entonces campeón, Astros de Houston, al despacharlos en cinco juegos en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Es un hecho que la llegada en esta temporada de J.D Martínez vino a fortalecer un lineup que tiene la capacidad para embasarse; con su poder disparó 43 jonrones y remolcó 130 carreras en el rol regular y promete ser un cañón de gran aporte al ataque.

Además de él, Mookie Betts, Andrew Benintendi, Xander Bogaerts y compañía, hicieron de Boston el equipo que más carreras anotó en la temporada, con 876, así que al pitcheo de Dodgers le espera una dura misión al tratar de detener a esta artillería, que también incluye al encendido Jackie Bradley Jr.

FALLAR DOS VECES SEGUIDAS NO ESTÁ PERMITIDO

Apenas el año pasado, los Dodgers de Los Ángeles disputaron la Serie Mundial, viviendo el sabor amargo de la derrota tras caer en siete juegos frente a los Astros de Houston.

Al llegar por segunda ocasión consecutiva al Clásico de Otoño, tanto el timonel Dave Roberts como su tropa, quieren que la historia sea una muy distinta a la vivida en 2017, y levantar el trofeo después de 30 años de no hacerlo, pues en 1988 conquistaron su última corona.

Y así como Boston fue el equipo que más carreras anotó en la Americana, Dodgers puede presumir que ellos lideraron este renglón en la Nacional, con 804.

Hay que decir que la llegada de Manny Machado a este conjunto procedente de los Orioles de Baltimore les vino como anillo al dedo, pues llegó justo cuando más lo necesitaban, al apretar en su división y terminar por quedarse con el banderín en medio de una fuerte disputa con los Rockies.