El presidente estadounidense Donald Trump expresó este domingo que los migrantes centroamericanos que forman parte de una caravana en camino a Estados Unidos, que describió como una “ofensiva” contra su país, deberían pedir asilo en México.

“Las personas deben solicitar asilo en México primero, y si no lo hacen, Estados Unidos los rechazará”, escribió en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Según Trump, “se están haciendo todos los esfuerzos posibles para evitar que la ofensiva de extranjeros ilegales crucen nuestra frontera sur”.

Agregó que “los tribunales están pidiendo a Estados Unidos que haga cosas que no son factibles”, en aparente referencia al hecho de que por ley, todos los casos de migrantes que soliciten asilo en este país deben ser revisados por un juez.

En un mensaje anterior, Trump había vuelto a insinuar que el opositor Partido Demócrata, que se perfila para obtener la mayoría en la Cámara de Representante, de alguna manera alienta a la caravana de unas 3,000 personas, proveniente de Centroamérica.

Trump ha hecho acusaciones sobre el presunto apoyo demócrata a la caravana y a los migrantes que la integran como temas de campaña en sus mítines, a fin de alentar a la base republicana a votar en las elecciones intermedias del 6 de noviembre.

El presidente ha reiterado sus señalamientos a los inmigrantes como “criminales curtidos”, y al Partido Demócrata como una serie de políticos que proponen “fronteras abiertas”, e incluso en un mitin celebrado el sábado calificó a los demócratas como “el partido del crimen”.

Otra caravana de hondureños inicia travesía

Una segunda caravana de casi un millar de hondureños inició este domingo una travesía a pie en Guatemala para alcanzar la frontera con México en su intento de llegar a Estados Unidos, emulando a la que ya está en suelo mexicano, informaron la prensa local y la policía.

La larga fila de hondureños salió del poblado de Esquipulas (este), donde pernoctaron la noche del sábado tras ingresar por el punto fronterizo de Agua Caliente entre Guatemala y Honduras, según imágenes publicadas en la cuenta de Twitter de la estación de radio Emisoras Unidas.

Hombres, mujeres y niños con pocas pertenencias caminan a un costado de la carretera que conduce de Esquipulas hacia la capital, se observa en el video publicado en redes sociales.

Una fuente de la policía guatemalteca que prefirió el anonimato confirmó a la AFP la veracidad de las imágenes y señaló que el grupo estaría cerca del millar.

Decenas de automovilistas tocan bocinas y gritan mensajes de ánimo a los integrantes de la nueva marcha.

La primera caravana inició su caminata el 13 de octubre desde San Pedro Sula, al norte de Honduras, y la mayoría ya ingresó a territorio mexicano con el objetivo de alcanzar la frontera de Estados Unidos.

El grupo que avanza en México -custodiado por helicópteros y la policía- está conformado por unas 3,000 personas, según cálculos de la AFP y organizadores. Unos 1,000 quedaron atrás: algunos decidieron esperar en la frontera para ingresar legalmente a México y otros desertaron debido al temor o al cansancio.

La caravana ha sido fuertemente criticada por el presidente estadounidense Donald Trump, quien ha amenazado a Guatemala, Honduras y El Salvador con quitarles la ayuda financiera si no contienen la migración ilegal.

Trump aseguró este domingo que se está haciendo todo lo posible para “detener la embestida” de los migrantes hondureños que buscan llegar a Estados Unidos.

En tanto, un miembro de la Cruz Roja guatemalteca, Andrés Lemus, dijo a medios locales que desde el 14 de octubre se ha brindado atención a 2,556 hondureños de la caravana, entre llamadas telefónicas sin pago, atención prehospitalaria y traslado a centros de salud.