El gobernador del estado Guanajuato, Diego Sinhue, dijo el jueves en un video publicado por medios locales, que funcionarios del gobierno federal le informaron que las fuerzas armadas están “interviniendo” en las instalaciones de Pemex en todo el país.

Agregó que esto incluyó instalaciones en Guanajuato, que es golpeado por bandas criminales dedicadas al robo de combustible y otros delitos, y donde Pemex tiene una refinería en la ciudad de Salamanca.

Según datos presentados por el director de Pemex, Octavio Romero, la mañana de este jueves, en 2016 el robo de combustible representó unos 30,800 millones de pesos, monto que se disparó en 63% en el 2017, a 50,100 millones de pesos, y a 66,300 millones de pesos en el 2018, un 32% más que el año previo.

Romero dijo que el 20 de diciembre hubo ceses de funcionarios vinculados al área de logística de Pemex, que maneja el control de los ductos, luego de lo cual se registró un descenso en el robo de combustible.

Actualmente las secretarías de la Defensa y de Marina tienen presencia en 73 instalaciones de Pemex enfocadas solo en seguridad.

El plan nacional contra el robo de combustible incluirá a 15 dependencias del Gobierno federal y contempla impulsar una reforma constitucional para que el robo de combustible sea considerado un delito grave.