El Vaticano confirmó que el excardenal y arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick fue expulsado del sacerdocio, tras acusaciones de abusos sexuales a menores y seminaristas.

Previamente, el Papa Francisco separó a McCarrick del Colegio Cardenalicio y también ordenó que estuviera apartado de sus funciones, hasta la realización de un juicio canónico por los señalamientos de abuso sexual en su contra.

La Congregación para la Doctrina de la Fe encontró culpable a McCarrick de abusos a menores y a adultos con la agravante de abuso de poder.

“El Santo Padre reconoció la naturaleza definitiva, de acuerdo con la ley, de esta decisión, que hace que el caso sea resuelto, es decir, no sujeto a una nueva apelación”, afirmó el Vaticano mediante un comunicado.

La sentencia contempla la reducción al estado laical del exsacerdote y lo inhabilita para los sacramentos, vestirse como representante clerical y también le suspende cualquier tipo de sueldo.

McCarrick se desempeñço como arzobispo de Washington entre el 2000 y el 2006 y fue acusado de abusar sexualmente de menores y de comportamientos indebidos con jóvenes sacerdotes.

También participó en el cónclave realizado en abril del 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.