Elton John, de 71 años, se encuentra actualmente en medio de una gira mundial tras la cual se despedirá definitivamente de los escenarios. Y aunque dicho tour se prolongará cerca de tres años y le obligará a dar varias vueltas al mundo, el cantautor ya tiene la mente puesta en su retirada y, sobre todo, en todo el tiempo libre del que dispondrá para sacarle el máximo partido a su faceta de padre.

“Ya he dicho en alguna ocasión que la razón por la que he iniciado esta gira es mi necesidad de decir adiós de la mejor forma posible. Llevo actuando desde los 17 años, primero en un grupo y luego en solitario, y desde entonces mis circunstancias personales han cambiado mucho. Les debo a mis hijos esta jubilación: mis hijos me necesitan y yo a ellos”, ha afirmado al diario Daily Mirror.

Pese a que la jubilación no será completa –el artista ya avisó que seguiría componiendo e implicándose en diversos proyectos–, lo cierto es que el británico necesita reducir considerablemente su ritmo de trabajo y sus desplazamientos tanto en avión como por carretera a fin de librarse del desgaste físico que esto conlleva y, sobre todo, también del aburrimiento que le genera viajar.

“Estoy harto de tener que viajar constantemente de un lado a otro, y eso que al menos yo tengo la suerte de viajar con todo tipo de comodidades. Pero es que me aburre soberanamente invertir tanto tiempo en ello. Cuando acabe esta gira, tendré 75 años y por fin podré dedicarme a reevaluar lo que quiero hacer con mi vida. Por supuesto, mi gran prioridad será la de estar con mis hijos y para mis hijos”, ha reflexionado el intérprete, padre de los pequeños Zachary de ocho años de edad y Elijah, de seis, junto a su marido David Furnish de 56 años.