América se llevó el primero y tal vez más importante round ante Chivas. La semana de los clásicos comenzó del lado azulcrema y ahora el panorama luce complicado para El Rebaño. No solo para el duelo ante las Águilas de la jornada 12, sino para lo que resta del campeonato.

Si había un torneo que Chivas podía ganar, era la Copa y parece que Cardozo lo entendió mal. Miguel Herrera echó lo mejor que tenía a la cancha y Pepe no. Se guardó algunos jugadores para el sábado, aún sabiendo que el duelo en el Azteca era de vida o muerte.

A la Liga le falta mucho, todo puede pasar, pero si Guadalajara llega a perder de nuevo el fin de semana, la calificación estará cada vez más lejos. Por plantel, queda corto para competir con los poderosos y la presión comenzará a hacer ruido en Saturnino, Varela y las cabezas de este proyecto.

Del otro lado, en Coapa las cosas comienzan a aclararse. Luego de ganar apenas 1 juego en 4 jornadas, el fin de semana, sin mucho futbol, volvió al triunfo en la Liga y dominó de principio a fin el clásico de este miércoles.

Es la parte más trascendental de la temporada. En Copa están en la antesala de la final y en Liga, aunque aún lejos del liderato, se mantiene en puestos de Liguilla. Si los de Miguel Herrera llegasen a ganar el sábado, entrará a la recta final con mucha confianza y con plantel completo. Oribe está por volver y Roger no tardará.

Con Pumas como rival más fuerte de los que restan en la Copa, las Águilas lucen como favoritas para levantar ese título que tanto se les ha negado. En Liga, si se meten a la fase final, el campeón tratará de repetir y a ver quién será el valiente que se quiera cruzar en su camino. Pero si el fin de semana pierden en cancha de Chivas, las dudas volverán y entonces será a América, al que el reloj le empiece a jugar en contra.