El cuerpo sin vida de un hombre con huellas de violencia fue dejado sin vida envuelto en una cobija frente a la privada Jaguares  en el Fraccionamiento Cañadas del Florido en Tijuana.

El Alcalde Juan Manuel Gastelum tiene convertida a Tijuana en un verdadero cochinero con asesinatos violentos por todos lados.