El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó hoy que sí asistió al bautizo de una hija pequeña del empresario Miguel Rincón, versión que circuló en redes sociales durante el fin de semana.

El mandatario se dijo contento de la paternidad de Rincón, el magnate papelero originario de Durango, quien ahora es compadre del mandatario.

En su conferencia de prensa de esta mañana, López Obrador expuso que sabe separar muy bien su afecto de su función pública y reiteró, como ha hecho en otras ocasiones, que sólo responde por su hijo Jesús Ernesto, y eso porque es menor de edad.