La carencia de un plan de seguridad en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador provocará que haya más muertes en el país, como ya se empieza a vislumbrar en el arranque del sexenio, afirmó el expresidente Vicente Fox Quesada durante su visita a esta capital para participar en el Foro Motor 2019.

Tras su intervención en el evento realizado en el Teatro de la Ciudad, el panista señaló ante los medios de comunicación que, en el estreno del presidente, la cifra de homicidios violentos ha superado a la de sus dos antecesores.

“No hay un Plan Nacional de Desarrollo. La Constitución obliga a todos los presidentes que lo primero es que deben tener un plan y presentarlo a la nación. Éste no lo tiene, no sabemos a dónde va, no sabemos qué pasa por su cabeza y no sabemos qué consecuencias vamos a tener”, soltó.

Añadió: “Ya son más muertos ahorita. Lo vimos día por día en los primeros ciento y tantos, y va muy arriba de los primeros 100 días de (Enrique) Peña y muy arriba de los primeros 100 de (Felipe) Calderón. Eso es lo que nos espera, porque no hay plan ni guardia civil o militar, como lo quieras llamar. Son los mismos. Les cambiaron el nombre y el uniforme”.

También arremetió contra el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, a quien tildó de “ignorante”.

“Es la misma gata revolcada, pero ahora encabezada por una persona que no sabe nada. Durazo no sabe nada de seguridad. Lo conozco perfectamente bien. No tiene ni idea de cómo organizar esas 350 mil gentes (integrantes de la Guardia Nacional) que van a estar trabajando”, señaló.

Acompañado de su esposa Marta Sahagún, el expresidente (2000-2006) reconoció que la pensión que recibía beneficiaba considerablemente sus ingresos, pero ahora que López Obrador cortó ese recurso a los exmandatarios vivos, dijo, tuvo que ponerse a trabajar en su rancho.

“No tengo pensión, ni tengo seguridad. Vivo tan feliz como antes o más. Hacía falta, sí (la pensión). Viví muy bien de la pensión, sin duda, pero si no la hay se pone uno a trabajar, no andar de pedinche. Vivo de mi trabajo”, recalcó el guanajuatense, y reveló que obtiene recursos por las conferencias que dicta, y ese dinero lo destina a su Fundación.

“Por esta conferencia sí me dieron un dinerito. Por las 45 conferencias que hago a nivel mundial cobro 25 mil dólares por cada una y todo ese dinero lo dono a las fundaciones. Yo vivo de la pequeña agricultura que hago. Vivo bien, no soy millonario, y todo lo que hemos invertido en las fundaciones Martha y yo ya rebasa los 30 millones de dólares”, abundó.

Asimismo, consideró que el presidente Andrés Manuel López Obrador no podría actuar en su contra, porque fue el primer mexicano en la historia del país que hizo pública su declaración patrimonial.

“No puede ser. Tendría que inventar un robo, un crimen. Yo fui limpio absolutamente. Entregué cuentas los seis años. Fui el primer mexicano que en vida pública hizo público su patrimonio. El primero en toda la historia de la nación. Ni el tal Benito Juárez hizo cosa parecida”, subrayó.

Mencionó que no tomará medidas para prevenir alguna posible acción en su contra orquestada por el actual mandatario, quien adelantó que sometería a consulta pública un posible juicio en contra de los expresidentes.

De acuerdo con Fox, López Obrador puede buscar la reelección presidencial, y si no es él puede buscar imponer en su lugar a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller.

“Puede ser. Ortega lo hizo, Maduro lo hizo, Chávez lo hizo, los Kirchner lo hicieron. Y si no él, mete a su señora. Él es un fanático del poder y él es, como decía ‘Maquío’, que los cerdos cuando agarran la mazorca del poder no la sueltan, por más trancazos que le llegues a dar. Así es el poder: emborracha y los vuelve soberbios, los vuelva habladores y los lleva a pensar que están en el púlpito, y ellos saben lo que hay qué hacer”, remató el expresidente, cuyos hijastros fueron acusados de tráfico de influencias.