Mariana Yazbek, quien fue el primer gran amor de Luis Miguel, respondió con sinceridad a los cuestionamientos de la prensa, a pesar de que meses atrás -en medio del auge de la bioserie del cantante- se negaba a hacerlo.

“Estaba escondida en mi estudio [cuando se transmitió la serie], no me afectó, pero me agobió. Fue una cosa de hace muchísimos años y, como saben, yo no soy persona de estar enfrente de las cámaras, entonces es más complicado para mí”, explicó.

Sobre las dudas por el paradero de Marcela Basteri, madre del intérprete nacionalizado mexicano, la fotógrafa contestó aliviada: “Felizmente a mi no me tocó nada de esa etapa de Luis Miguel, a veces me sorprendo mucho con las declaraciones que hacen las personas sin tener un sustento, la verdad que también hay mucha parte de la historia que yo no conocía porque a mi no me tocó vivirla”.

Sin embargo, Mariana dijo sentirse afortunada por el tiempo que compartió con “El Sol”. “Estoy muy contenta de haber tenido la oportunidad de vivir una parte muy buena y muy amorosa de la historia y hasta ahí sé, no puedo hablar de lo que no sé”.

Al respecto de las situaciones controversiales que actualmente envuelven al artista, Yazbek expresó: “Me da tristeza porque lo que yo más quiero, teniendo todo este cariño que le tengo, es que triunfe, que le vaya bien y que rearme su carrera, eso es lo que más me gustaría. Siempre me gusta ver a las personas con un lindo recuerdo de mi vida. Tengo mucho cariño, pero ya (pasó nuestra historia), le deseo de verdad lo mejor, es un artistazo”.