Adrián Fernández Fernández o Adrián F “El Pelón”, integrante del Cártel de Jalisco Nueva Generación, fue aprehendido esta tarde por integrantes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y de la Fiscalía General de la República (FGR) en el municipio de Cosoleacaque.

La detención la hizo un grupo especial que viajó desde la Ciudad de México, tanto de elementos de la SEIDO como de la AIC y de la FGR. Adrián Fernández era empleado de Pemex en Minatitlán, aseguró Carlos Loret de Mola en su columna de este viernes en El Universal.

De acuerdo con la FGR, Adrián Fernández fue detenido por agentes de la Policía Federal Ministerial  sin uso de violencia ni afectación a terceros.

“Lo tienen en las oficinas de FGR en Coatzacoalcos, en una zona blindada; en cuestión de horas sería trasladado a la capital del país para arraigo”, confirmaron reporteros de la fuente policiaca en el sur de Veracruz.

De acuerdo con versiones preliminares, los hechos relacionados con la detención comenzaron aproximadamente a las 12:30 de la tarde de este viernes, cuando un Camaro color gris con placas 929-PYJ de la Ciudad de México arribó a unas instalaciones del C4 en la entidad, pidiendo auxilio.

El oficial en turno levantó la pluma porque el chofer gritó que querían secuestrarlo. El carro entró hasta la parte posterior de la unidad de la policía estatal.

Posteriormente llegó un auto Fusión color blanco con placas NEJ-5536, del Estado de México, que venía atrás del Camaro gris, siguiéndolo. Sus ocupantes ingresaron en las instalaciones e intentaron bajar a las personas del Camaro gris, donde venía una pareja con una niña.

La mujer no quiso identificarse y el hombre se identificó con el nombre de Adrián Fernández Fernández, con domicilio en Zacatal Victoria, del municipio de Cosoleacaque.

El nombre de Adrián Fernández Fernández como presunto integrante del CJNG implicado en la masacre trascendió días después de que ésta se cometió.

Los ocupantes del Fusión blanco se identificaron como ministeriales federales.

El pasado 19 de abril, en Viernes Santo, fueron ejecutadas 13 personas en la palapa “Las Potras” de la colonia Obrera de Minatitlán; según testigos eran seis sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Entre el listado de víctimas diversas estuvieron César Hernández, entrenador de un equipo de beisbol de la liga local; su hijo, Santiago Hernández, de apenas un año; la convocante por su cumpleaños, Fulvia Salinas Jiménez, vecina de la colonia Obrera; Claudia Patricia Cabrera, estudiante de nutrición en la Universidad del Valle de México, campus “Puebla”; Leobardo Salinas, entrenador de Crossfit; Hebert Reyes, empleado petrolero en la refinería Lázaro Cárdenas, entre otras víctimas.

La Fiscalía recogió un total de 37 proyectiles en la palapa “La Potra” salón de fiestas, que anteriormente era un botanero familiar: 17 casquillos, calibre .223, 15 casquillos 9 milímetros y 5 ojivas deformadas. Con estas últimas se  presume que los gatilleros dieron el “tiro de gracia” a varios de los presentes.